Posteado por: quimicortos | 23/12/2012

Feliz Navidad

En 2009 un profesor al que guardo muchísimo cariño y respeto me mandó una felicitación de navidad que de algún modo consiguió llegar a mi. Cada año por estas fechas siempre la suelo leer para subirme el ánimo y empezar la navidad, el año y los próximos exámenes de Enero con buen pie. Hoy me gustaría compartirla con todos vosotros y desearos lo mismo:

“Te deseo una Navidad exotérmica, que desprenda calor en tu corazón, y durante la cual, la generación de paz y ternura sea un proceso espontáneo. Que los turrones actúen como catalizadores en la producción de buenos momentos junto a las personas que quieres, que el cava neutralice la acidez acumulada por todas las tristezas del año y que los villancicos provoquen la vaporización de los malos rollos. Ojalá estos días las sonrisas y el cariño no sean nunca el reactivo limitante, sino que estén en exceso.

Te deseo también que el nuevo año que está a punto de comenzar llegue saturado de momentos de felicidad intensa y duradera, y que los problemas que surjan estos próximos días influyan sobre tu ánimo lo mismo que la presencia de una mayor cantidad de sólido sobre un equilibrio.

En definitiva: que entre el año próximo y tú haya química, buena química.”

Feliz Navidad y un prospero y apasionante 2013 para todos.


					
Posteado por: quimicortos | 21/10/2012

Ciencia y Cine (II) “Moon”

Mucho se habló de esta película al tratarse de un film de ciencia ficción de bajo presupuesto que además había sido dirigida por “Duncan Jones” el hijo de D.Bowie: “Mi padre me enseñó a ser creativo” es la respuesta que daba a los medios cuando le preguntaron cómo había sido capaz de crear un film de este género con un presupuesto digno del cualquier chatarra de cine independiente.  Su primer metraje de gran pantalla que no dejó indiferente a nadie y arrancó con medio palmarés de Sitjes dónde se le acabó de dar el bombo que se merecía y donde se demostró que no hace falta tener los bolsillos llenos para hacer buen cine.

En cuanto a la trama desarrollada en un futuro próximo,  un astronauta (Sam Rockwell) es el encargado de gestionar y dirigir una planta de recogida de He3 en la luna para mandar periódicamente envíos a la tierra, el se encarga de recoger el helio de unas grandes máquinas que van recorriendo la luna y arrancando y separando este isótopo de la corteza lunar.

El helio 3, su núcleo está formado por dos protones y un neutrón, no es radiactivo y es estable. Su mejor uso se le achaca al de la Fusión nuclear, por eso la importancia de encontrar yacimientos de He-3  en la tierra. Pero esto es bastante raro aquí debido a la atmósfera y el campo magnético que lo rechazan,  aún así, hay un gran yacimiento de Helio 3 en las costas del atlántico de América central debido al meteorito desintegrado que se encuentra en sus profundidades.

El helio 3 se genera en las estrellas y se arrastra por el viento solar, y aunque en nuestro planeta no es factible por las condiciones que se dan, la luna sin atmósfera es un candidato perfecto para albergar este isótopo. La cantidad de Helio 3 lunar se estima en un millón de toneladas, si se consiguiera la fusión nuclear con este de forma estable y factible con 25 toneladas se podría abastecer un país como estados unidos o toda Europa durante un año. Además a diferencia del tritio este no se desintegra por lo que es más viable para la fusión.

Como conclusión os diré que no debemos extrañarnos si dentro de poco empiezan a haber competiciones por hacerse con el poder del helio 3 en la luna ya que el dinero por desgracia mueve el mundo y al parecer resulta económicamente favorable la extracción de este isótopo de la luna, entonces recordaremos a Duncan Jones como un pequeño Julio Verne.

Si queréis saber más información detallada sobre el Helio 3 os dejo este interesante capítulo de “Cerca del cero absoluto”:

http://www.librosmaravillosos.com/cercaceroabsoluto/capitulo07.html

En febrero del año 2022, un científico  de la farmacéutica Pfizer, llamado Anthony Love,  cayó profundamente enamorado. Pasadas las primeras etapas de alelamiento, típicas en cualquier proceso enamorativo, se dio cuenta de que tener como objetivo la conquista de su tan ansiado amor le ayudaba a ser mejor persona. “Sonreía más, ayudaba más a las personas, me esforzaba más en mi trabajo, estaba más sano y en mejor forma, con tal de impresionar a mi enamorada, e incluso me adentré en el arte de la poesía y el arpa

En junio de ese mismo año se propuso desarrollar un cóctel químico de idéntica composición al que el cerebro humano libera cuando comienza la etapa del enamoramiento. “¡Qué increíble sería poder sentirse siempre como me siento en este momento! ¡Qué bueno para la humanidad si pudiese mejorar sus cualidades, ennoblecerse mediante el enamoramiento! Y sobretodo, ¡qué bueno si consigo diseñar algo productivo y vender la patente! Podría recorrer el mundo con mi amada, comprar un arpa mejor, con la que obtener las más exquisitas melodías…”

La dificultad consistía en conseguir administrar la dosis adecuada de cada neurotransmisor en el momento adecuado. La cantidad idónea de fenietilamina, para empezar. “La FEA se libera y te hace experimentar la primera sensación de enamoramiento, ese primer “esta persona me gusta”. Es la pasión”. El chocolate tiene una gran cantidad de esta molécula, por eso la tendencia a comerlo tras un desengaño amoroso.

Seguidamente, oxitocina, molécula relacionada con la estabilidad. “Es una de las causantes de la sensación “quiero pasar el resto de mi vida contigo””. Ayuda a crear enlaces. Es también muy segregada en las mujeres durante el orgasmo, el embarazo, y la lactancia. Personas con desórdenes químicos, o con problemas para segregar esta molécula, tienen dificultades para vivir relaciones de larga duración.

Y esto con las dosis adecuadas de endorfinas, testosterona o estrógenos.

Love quería que la ingesta de la fórmula que contenía todos los problemas de la humanidad fuese absolutamente indolora. Así que cristalizó la mezcla, buscó los excipientes adecuados y la presentó en forma de pastilla.

En septiembre de 2024 comenzaron las pruebas en humanos, tras haberse comprobado que no causaba ningún tipo de desorden físico ni psicológico en chimpancés.

100 personas fueron seleccionadas para las pruebas. 50 de cada sexo, todas ellas mayores de edad, y solteras.

En marzo de 2025, tras los primeros 6 meses de pruebas farmacológicas, 67 de los participantes habían sido ascendidos en sus distintas ocupaciones. El grupo había perdido una media de 3 kilos por persona, 71 de ellos habían empezado alguna nueva actividad en su tiempo libre. Y 96 de ellos, 96, tenían pareja.

El mismo día que se conocieron estos datos, Anthony, 3 años después de haberse enamorado, 2 años después de haber empezado a salir con su enamorada, y tras 6 meses viviendo juntos, llegó a casa, anillo en mano, y le propuso matrimonio.

En septiembre de 2025, cumplido el primer año de experimento, todos tenían pareja, y ninguno presentaba ningún síntoma de que la pastilla les afectase de manera negativa.

Se dio por finalizado el estudio, y se informó a los participantes  de que en un plazo de 3 a 6 meses la píldora se pondría a la venta.

A los 3 días, se dio el primer caso: malos tratos e intento de suicidio. A la semana, 4 participantes se habían quitado la vida, 3 estaban en el hospital con heridas graves, y 14 cónyuges habían sufrido alguna tipo de agresión.

Cuando la noticia salió a la luz, más de la mitad de los participantes perdió a su pareja, por el miedo de ésta a las posibles consecuencias de permanecer a su lado.

Se hicieron todo tipo de pruebas para averiguar cuál era el origen del problema. Todos los resultados, tanto físicos como psicológicos, hacían indicar que se trataban de personas totalmente sanas.

El permiso de síntesis y venta del producto se retiró. Cuando la noticia se expandió, la mitad de los 54 miembros originales del experimento que no habían sido protagonistas de ningún tipo de incidente, trató de herirse de alguna manera. 12 de ellos lo consiguieron de manera definitiva.

La respuesta oficial que se dio a todo el asunto fue que los participantes habían sufrido un “desequilibrio químico  masivo”, que les llevaba a “necesitar” una situación de enamoramiento, y no supieron reaccionar cuando, al acabar el tratamiento, el prolongado y potente efecto de las pastillas expiró.

El 4 de enero de 2026 Love acudió, desolado, de vuelta a su casa tras conocer que había sido despedido y suspendido de la práctica de su profesión. Encontró a su mujer en los brazos de otro hombre, y tras matarlos a golpes a los dos, se lanzó desde la azotea de su edificio.

El amor es duda. Es incertidumbre. Es no saber qué te depara el futuro. Por eso cada mañana que te despiertas y ves que sigue ahí, tienes todo lo necesario para que ese sea el día más bonito de tu vida. Es lo que es porque es  algo que todo el mundo busca, pero no todo el mundo encuentra. Si todo el mundo, a todas horas, lo tuviese, ¿qué tendría de especial? ¿Qué diferenciaba a los participantes en mi estudio de mí, y mi profunda conexión con mi esposa, químicamente hablando? Nada. Y ahora pagamos las consecuencias” Esto fue encontrado en el cuaderno del científico, escrito la misma mañana de su fallecimiento.

NOTA: El desarrollo y síntesis de esta píldora fue el germen para el inicio del estudio del suero supresor de emociones, historia brillantemente desarrollada en la película Equilibrium.

**Si estáis interesados, y queréis “poner cara” (estructura) a las moléculas arriba mencionadas, una rápida búsqueda en google os será más que suficiente. Si queréis saber más sobre el tema, os recomendamos páginas como http://xray.bmc.uu.se/Courses/Bke1/1998/Projects/Lovechem/projekt.html en donde se explica de manera resumida y sencilla la química del amor. Es realmente interesante, porque es algo que yo hace años jamás hubiese ni sospechado: que el amor (ojo, románticos, no me odiéis demasiado) es la perfecta combinación de sustancias químicas segregadas por nuestro cerebro…

Posteado por: quimicortos | 30/09/2012

El maravilloso mundo de los Nanoputianos

¿Alguna vez habéis dibujado moléculas con forma humana, en mitad de un terrible aburrimiento químico-físico? Pequeñas cabezas bencénicas, brazos alílicos, penes… bueno, supongo que entendéis por dónde voy.

Pues todos aquéllos que lo hayáis hecho, quiero que sepáis que… ESTABAIS HACIENDO CIENCIA!

Y es que hay una línea de investigación abierta que consiste en sintetizar pequeñas moléculas antropomórficas, llamadas Nanoputianos, en honor a los Liliputienses (Lilliputians, en inglés) de la novela “Los viajes de Gulliver” de Jonathan Swift. ¿Queréis conocerlos?

Cuál es la utilidad científica de este tipo de síntesis, no está muy claro, pero lo que sí está claro es que es, haciendo uso del nombre de un álbum de Green Day, “awesome as fuck”

Y es que  nanoputianos, como personas, hay muy diversos, y con muy diversas formas:

En función de la forma de su “cabeza”, reciben diferentes nombres. No sé qué pensaréis, pero seguramente al NanoMonarch le vendría bien un NanoElephant a su lado

De hecho, el método habitual de síntesis consiste en sintetizar por separado la parte inferior y la parte superior del cuerpo, para unirla más tarde mediante un acoplamiento de paladio:

Si queréis saber más sobre nanoputianos, más allá del mero hecho curioso que es su existencia (compuestos de partida, rutas sintéticas, condiciones de reacción…) os recomendamos la lectura del siguiente artículo: http://pubs.acs.org/doi/full/10.1021/jo0349227 (puede que esté protegido contra gente que no pague, pero si tenéis acceso a la VPN de vuestra universidad, seguramente tengáis acceso libre a este y otros artículos)

Ya sabéis: cuando queráis dibujar cosas con permanente en las libretas de vuestros compañeros, o en sus batas, nada de penes con alas y cosas así. ¡Dadle a los nanoputianos!

Posteado por: quimicortos | 29/09/2012

El electrón triste

El pequeño electrón se despertó  sobresaltado. 

Abrió los ojos y no pudo sentir  si no alivio al comprobar que todo continuaba tal como lo dejó cuando se durmió. Allá a lo lejos alcanzaba a ver el diminuto punto alrededor del cual giraba desde que tenía memoria. Los científicos de la comunidad hacían referencia a algún tipo de atracción electrostática. Pero él era un simple repartidor. En qué andase metida gente con bata blanca y gafas y raro sentido del humor no le afectaba en absoluto. Y sin embargo… sin embargo, no podía parar de mirar al horizonte.

Hacía tiempo que tenía pesadillas. Desde que ella lo abandonó. Su mitad. Su pareja perfecta. Su igual. Y sin embargo, tan diferentes.  Cualquiera diría que un 75% de números cuánticos compatibles debería bastar. A ella no le bastó, y el spín -1/2 de la pareja no apareció una mañana. Simplemente, no estaba. Y ahora él no era más que un triste, mísero y solitario electrón de capa interna. Solo hasta el fin de los tiempos, en un mundo prácticamente infinito y vacío.

Aquella mañana sentía un especial desasosiego. No era un electrón especialmente religioso. No se planteaba qué había “más allá” de ese infinito que lo rodeaba. Ni si había una razón que justificara de alguna manera su existencia; ni si había un ser superior… Él solo repartía. Y solo se preocupaba de repartir, y de que no lo matase la soledad. Por eso el haber soñado con “El Rapto” le dejó una sensación rara en el estómago. Cielos abiertos. Una fuerza sobrenatural que le atrae. Le llama. Y después, la nada.

Se preparó, cogió sus cosas, y permaneció a la espera. Su órbita se aproximaba al punto de inicio habitual de su jornada laboral. Con el paso de los años se había acostumbrado: una repentina explosión, que parecía paralizarlo todo, y después un gran empujón que lo mandaba más allá de su bien conocida y querida órbita.

Pues el electrón, amigos, era un repartidor de energía. Su jornada transcurría a través de muy diversos paisajes. Pero siempre con un patrón común. Empujón, llegada, vuelta. A veces la vuelta la hacía con pequeñas paradas, en diversos niveles energéticos. Pero el final, para él, era siempre el mismo. Y en el proceso de vuelta liberaba energía. “Energía lumínica”, no se cansaban de decir sus superiores. “¿Y qué se hace con ella”. “Maldita sea, chico. Si te sigues planteando cuestiones tan estúpidas e innecesarias jamás alcanzarás la felicidad. Por eso estás solo.” A lo mejor era por eso.

No tenía ganas de volver a casa ese día. 3 días seguidos con la misma pesadilla. Y esa indescriptible sensación de que algo iba a pasar.

Se tumbó, y empezó a pensar en lo que la vida la había deparado. Soledad. Un trabajo que no le gustaba. “Maldición, yo quería correr. Yo quería ser el más rápido. Yo quería batir a la luz o alcanzar una masa infinita en el intento”

Y entonces, mientras reflexionaba acerca de cómo su mundo, el mundo, no es más que una cárcel sin paredes en donde podemos realizar un número limitado de acciones, muy pocas de las cuales realmente deseamos, realmente amamos, empezó.

El cielo se abrió. Una fuerza lo atrajo. Una fuerza mayor que la ejercida por aquel diminuto punto en el horizonte. Su órbita, su casa, empezó a alejarse. Sentía una extraña sensación, similar a la que experimentaba cuando iba a trabajar. Pero diferente en algo: no estaba pasando conforme a su voluntad. Estaba siendo robado. Estaba siendo raptado.

Y cuando abrió los ojos, allí estaba ella. Su mitad. Su pareja perfecta. Su igual. Con la sonrisa más bonita que había visto nunca. Estaban en movimiento. En órbita. Con un pequeño punto en el horizonte. Pero…

Ella le explicó que no estaban en casa. Bueno, sí. Porque ahora esa era su casa. Que ella había sido raptada por algo llamado átomo; un ser superior. EL ser superior. Y que la había alejado de su anterior átomo. De su casa. De él. Y que ahora, gracias a la buena fortuna, él también había sido raptado, y podrían vivir siempre juntos.

Y así, con el paso de los días, los meses, los años,  fue como el electrón comprendió que daba igual cuál fuera tu misión en el mundo. Que daba igual incluso de qué mundo se tratase. Pues lo que antes parecía una cárcel se transformaba en un paraíso cada mañana gracias a la sonrisa de ella.

NOTA: El núcleo del átomo originalmente oxidado no pudo soportar la pérdida de dos de sus electrones favoritos. Se desintegró. Dejó de ser él.  El alcoholismo se lo llevó de manera definitiva el 6 de agosto de 1945, sobre territorio japonés.

                                                                                                            @jmagenti

 

 

Posteado por: quimicortos | 10/07/2012

Ciencia y cine (I) “Einstein y Eddington”

Image

Hoy me gustaría dar comienzo a una sección donde tratar la repercusión de la ciencia en la gran pantalla analizando y recomendando a los lectores ciertas películas.

Para la primera entrega me he reservado esta gran película de 2008, que pese a que no sonó a bombo abierto por sus espectaculares efectos o su  maravillosa interpretación Philip Martin nos embarcó en el mundo de los genios en esta producción Inglesa indispensable para los amantes de la ciencia. Desde la Ley de gravitación universal  de Isaac Newton impuesta como piedra angular para los ingleses hasta como desde el otro bando un alocado Albert Einstein impulsado por la curiosidad forma un pacto por la ciencia con Eddington para dejar atrás las diferencias de la guerra y poner a la ciencia por encima de todo para sentar las bases de la Teoría de la relatividad y cambiar por completo el concepto de la gravedad.

Información Filmaffinity

http://www.filmaffinity.com/es/film310509.html

Descarga directa (sub. Esp)

http://freakshare.com/files/fw2k5z14/DPEinstein-amp-Eddington17.rar.html

Posteado por: quimicortos | 28/11/2011

Despertando la curiosidad

Os dejamos hoy un vídeo a cargo de The Open University, en que se plantean de forma amena diversos problemas, diversas paradojas, diversas “aventuras del pensamiento” que han traído de cabeza a lo largo de la historia a científicos en campos de la matemática, la lógica, la física…
Una cosa es segura: os divertiréis mucho con el vídeo. Y si hay algo que no entendáis… bueno, para eso está hecho. Para que curioseéis y busquéis más sobre los temas 🙂

vía: http://www.open.edu/openlearn/history-the-arts/culture/philosophy

Posteado por: quimicortos | 23/11/2011

Por qué los niños no quieren ser científicos

 

 

via: http://ateismobrillante.blogspot.com/

Posteado por: quimicortos | 07/11/2011

Homenaje a Marie Curie en Google

Hoy el mundo de internet se vuelve un poco más químico gracias al famoso buscador “GOOGLE”. Hoy Lunes 7 de Noviembre se cumple el 144 aniversario del nacimiento de Marie Curie, y la manera que tiene google de rememorarla es con sus ya famosos “Doodle”.

También aprovechamos para recordar algunos de los aportes de Google a la Química de esta forma tan peculiar y original:

FULLERENOS:

ROBERT BUNSEN:


Si conocéis alguno más, no dudéis en comentar la noticia y enviarnos un link!

Vía: http://www.google.com

Posteado por: quimicortos | 01/11/2011

Nuevos tiempos, nuevos métodos.

Me gustaría compartir con vosotros un vídeo grabado en el Encuentro Internacional EducaRed 2011. En este encuentro se trataron temas relacionados con la educación; lo que es más importante: con la innovación en la educación, y cómo se puede hacer uso de herramientas informáticas para facilitar el aprendizaje del alumnado. Son 13 minutos de vídeo que de verdad merecen la pena, arrancan una sonrisa (varias, de hecho), e invitan a la reflexión.
Porque ya sabéis: para nuevos tiempos, hacen falta nuevos métodos educativos.

PD: Os dejo, además, el link de la página oficial del encuentro: http://encuentro2011.educared.org/

Older Posts »

Categorías